XX. FamaCoin como Stablecoin autónoma descentralizada escalable

Es cierto que hoy la volatilidad del precio del Bitcoin limita su uso como numerario en los contratos comerciales. No obstante, la volatilidad no es un gran problema para el desarrollo del sistema descentralizado y mucho menos para Bitcoin.

Esto es así ya que la alta volatilidad del precio de Bitcoin es temporal, producto de que el mercado sigue siendo relativamente pequeño y no se necesita mucho capital para moverlo. No obstante, la volatilidad irá disminuyendo a medida que aumente el stock, la demanda y el precio de Bitcoin [1]. Además, los inversionistas de Bitcoin, en particular los “hodlers”, no consideran las variaciones de corto plazo; valoran su potencial a futuro, de modo que establecen un plan de inversión a largo plazo [2]. Tal es así que nadie se ha quejado demasiado por haber perdido dinero en algunas de las “burbujas” de Bitcoin. Bitcoin ha sido el activo de mejor rendimiento en el mundo durante los últimos 10 años.

¿Si la volatilidad del precio de Bitcoin no es un gran problema, qué futuro tienen las stablecoins

Las stablecoins son token que intentan mantener estable su poder adquisitivo a lo largo del tiempo. La estabilidad del poder de compra ha sido considerada por algunos economistas matemáticos como una cualidad del buen dinero. Así, John Nash definió al “dinero ideal” como aquel con una tasa de inflación (de precios) de exactamente cero [3]. En la misma sintonía, Milton Friedman recomendó una tasa monetaria “óptima” de emisión igual a la tasa de crecimiento de la economía a largo plazo (0,33% mensual) [4]. 

Los economistas matemáticos bajo el concepto de dinero ideal justifican la intervención de un banco central que emita dinero fiduciario regularmente a una tasa positiva. No obstante, para los economistas lógicos, cualquier tasa positiva de emisión de dinero fiduciario es inmoral y además indeseable pues, como ya demostró Mises, genera mala inversión, destrucción del ahorro y el empleo, y finalmente empobrecimiento.  

Así, una criptomoneda estable puede ser útil para la banca centralizada pues la inflación es un problema inherente a la centralización. Además permitiría al sistema bancario modernizarse e incorporar la blockchain, aunque sería como hacer el motor nuevo a un coche viejo. 

A diferencia del sistema bancario, el principal problema de Bitcoin y de otras criptomonedas descentralizadas no es la volatilidad del precio, sino la escalabilidad [5]. Desde sus comienzos la escalabilidad ha sido un tema bastante controvertido en la comunidad criptográfica. Según Vitalik Buterin, una blockchain no puede tener la máxima escalabilidad, seguridad y descentralización al mismo tiempo. El trilema de escalabilidad como lo denominó Buterin, radica en que las blockchains solo pueden elegir dos opciones mientras sacrifican la tercera [6]. 

Satoshi frente al trilema resignó escalabilidad y velocidad para lograr la máxima descentralización y seguridad. La velocidad (y asociado a ésta, el menor costo de transacción) es importante para un token que se utiliza principalmente como medio de cambio. Mientras que la máxima descentralización y seguridad es importante para un token que se utiliza principalmente como reserva de valor. De esta manera Bitcoin se posiciona como token de reserva de valor y no como token para intercambio. 

La “especialización” de Bitcoin puede ser vista como una debilidad. Algunas altcoins pueden querer competir con Bitcoin por la demanda de dinero electrónico ofreciendo más velocidad de transacción sin “resignar” seguridad y descentralización. Un ejemplo es nano, con su innovadora red de bloques, la block-lattice

Otros proyectos, en cambio, pueden ver a la especialización en descentralización y seguridad como una fortaleza de Bitcoin; y en vez de competir, buscarán integrarse al ecosistema de Satoshi. Por ejemplo, Lightning Network ofrece una solución al problema de escalabilidad con capas adicionales de funcionalidad que permitirían una mayor cantidad de transacciones de lo que es posible hoy en día. 

Un nuevo token que sea útil en el ecosistema de Satoshi debe complementarse con Bitcoin y para eso debe aportar velocidad de transacción a bajo costo y muchos usuarios organizados descentralizadamente que utilicen el nuevo token como medio de cambio y Bitcoin como reserva de valor. Un token con estas características y pretensiones, que además mantiene la autonomía y la descentralización, es FamaCoin

El token Famacoin (FMC) financiará la creación y desarrollo de una Organización Autónoma Descentralizada (el Instituto Rothbard) que se encargará de crear un libre mercado bajo la forma de un Marketspace descentralizado, donde los usuarios puedan interactuar comercialmente libres de la intervención gubernamental. Esta comunidad organizada bajo el principio de no agresión aumentará en número gradualmente. Con el tiempo es de esperar que aparezcan grupos de afinidad ya que las personas tienden a agruparse no solo porque advierten los beneficios de la división social del trabajo, sino también porque comparten valores, cultura, gustos, etc.. Estos nuevos grupos, podrán copiar los códigos de FamaCoin, con el fin de crear nuevos tokens que financien nuevas Organizaciones Autónomas Descentralizadas que se integren al ecosistema de Satoshi. De esta manera, se expande la demanda de Bitcoin como reserva de valor y la velocidad de intercambio, escalando el sistema.

Así, en el ecosistema de Satoshi habrá distintas organizaciones descentralizadas; cada una tendrá su token nativo que utilizará como medio de cambio y eventualmente como numerario en los contratos comerciales. El precio de cada token dependerá de cómo evolucione la organización que lo utiliza. La demanda de Bitcoin será principalmente como reserva de valor, aunque también será utilizado como medio de cambio, principalmente, entre usuarios de distintas organizaciones. En este ecosistema, Bitcoin haría las veces de patrón monetario global. 

Para terminar, decimos que Famacoin es una stablecoin autónoma descentralizada porque su protocolo permitiría estabilizar el precio descentralizadamente. Esto es así, en primer lugar, porque la oferta se expande si hay demanda, ya que un comprador debe iniciar el remate. Además, el precio se fija en un solo punto (el rulo de remate), lo que facilita el trabajo de los robots de trading automático y limita las maniobras especulativas. Los usuarios que utilicen FMC como medio de cambio pueden ver su precio en cada momento en un solo lugar. Por último, la estabilidad del precio de un token depende principalmente de la magnitud de la demanda como medio de cambio; cuanto mayor, menor es la volatilidad. La minería de Famacoin se destina a desarrollar la demanda de criptomonedas mediante la creación de un marketspace donde se acepte el token como medio de cambio; y mediante acciones de marketing y política que expliquen a la sociedad los beneficios de una economía descentralizada e impidan la regulación gubernamental.   

Esto es todo por hoy. Saludos y gracias por tu tiempo.

Fernando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s