XIII. Innovando en instituciones. Un protocolo para descentralizar la ley

En una sociedad contractual no es posible someter la conducta humana al gobierno de las leyes. Es el individuo el que elige las normas a las que desea someterse esperando reciprocidad. No puede ser de otra manera. Afortunadamente, la lógica de descentralización de Bitcoin también puede aplicarse para desarrollar el “mercado” de las leyes. En este post proponemos un protocolo para descentralizar la ley.

Una creencia muy extendida es que la ley y el orden no podrían existir en una sociedad sin las instituciones autoritarias del estado. Esta creencia ya fue debidamente refutada. Como observa Benson (2007)se puede demostrar convincentemente, utilizando teoría económica, que las instituciones del sector privado (es decir, voluntarias o del mercado) son capaces de establecer fuertes incentivos que llevan a una eficaz creación y aplicación del derecho. También puede demostrarse que las instituciones del sector público crean incentivos que pueden llevar a ineficiencias importantes en la provisión de las mismas funciones”

Benson también observa que “el derecho puede imponerse desde arriba por alguna autoridad coactiva, como un rey, un parlamento o un tribunal supremo o bien puede desarrollarse “desde el llano” al evolucionar costumbres y prácticas (derecho consuetudinario). El derecho consuetudinario se reconoce, no porque esté respaldado por el poder de algún hombre o institución fuerte, sino porque cada persona reconoce los beneficios de comportarse de acuerdo con las expectativas de los demás, siempre que los demás se comporten como ella espera”. 

“Bajo un sistema consuetudinario, las personas tienen fuertes incentivos recíprocos para formar grupos de apoyo mutuo para asuntos legales. La construcción de dichos grupos puede reflejar familia (como pasaba frecuentemente en sociedades primitivas), religión (como en algunos grupos primitivos), proximidad geográfica (como en la Inglaterra anglosajona), similitud funcional (como en el derecho mercantil) o disposiciones contractuales (por ejemplo, como en la Irlanda o la Islandia medievales). Los miembros del grupo están obligados a ayudar a cualquier otro miembro en una disputa válida, siempre que el miembro haya cumplido en el pasado con sus obligaciones. Así, la capacidad de conseguir apoyo en una disputa depende de la lealtad recíproca”.

Otra creencia muy extendida es que las leyes tienen que ser obligatorias y de aplicación general. En consecuencia, nadie individualmente puede escapar de su imperio. Nadie individualmente tiene derecho a elegir el marco legal al que desea ajustar su propia conducta, esperando reciprocidad. Bajo esta creencia las leyes gozan de un estatus especial. A diferencia de otros bienes, las leyes no pueden ser provista por la iniciativa privada, la provisión tiene que ser necesariamente política y compulsiva. Así, se crea un poder institucionalmente legitimado por el estado y un cuerpo colegiado encargados de dictar y hacer cumplir la ley que, en teoría, es única e igual para todos. Una ley que establece lo permitido y lo prohibido en un territorio.

Esta creencia da como resultado un sistema legal muy rígido que obliga a las generaciones futuras a vivir con el mismo sistema de creencias y valores que los padres fundadores. Además, cuando sea necesario reescribir la ley, como el “mercado” de las leyes es monopólico, el sector responsable de esta tarea intentará sacar provecho para sí mismo. 

En el actual sistema de estados-nación descentralizar el sistema legal y de justicia centralizados no será una tarea simple pues el mismo centro tendrá que dictaminar su propio final. No obstante, ese problema queda para la tercera etapa del proyecto Rothbard. En esta primera etapa tenemos que desarrollar un sistema legal descentralizado que sea funcional en el Territorio Virtual Descentralizado (TVD). Esto es necesario pues en una sociedad contractual es el individuo el que elige las normas a las que desea someterse. No puede ser de otra manera. En el libre mercado, la demanda orienta la producción. En el “mercado” de las leyes también debería ser así.

Afortunadamente, la lógica de descentralización de Bitcoin trajo otra innovación en el plano institucional que podría emplearse para desarrollar el “mercado” de las leyes. Esta innovación es el “fork” como método formador de consenso y para evolucionar. En el software de código abierto son bastante comunes los forks o bifurcaciones. Esto es, sencillamente, tomar una copia del código original y desarrollar nuevos proyectos a partir de allí. Por eso se llama bifurcación; de una sola pieza de software pueden salir muchas más, con distintas funciones y características. Así, el fork permite al sistema evolucionar modificando por consenso el código existente. Si alguien propone un nuevo código o una modificación y hay consenso a favor del cambio, el código se cambia. Si por el contrario, no hay consenso, puede ocurrir que se rechace el cambio o bien que se bifurque la cadena de manera tal que ambos códigos estarán operativos y tendrá cada uno de ellos una adhesión voluntaria del 100%. 

Empleando la lógica del fork se podría desarrollar descentralizadamente un sistema legal descentralizado donde cada persona elige voluntariamente el marco legal al cual desea ajustar sus conductas. De esta manera, cada marco legal contendrá una comunidad más homogénea en los principios morales y estará en permanente evolución y en competencia con los otros marcos legales para captar adherentes. 

Si la elección de las leyes es derecho exclusivo de cada persona prevalecerán las mejores leyes y sería posible organizar una sociedad con una ley policéntrica voluntariamente adoptada. La interfaz legal entre marcos legales sería simple: cada persona debe respetar el marco legal que los demás eligen voluntariamente (principio de no agresión). En caso de agresión, la culpa y la sanción se determinan con el marco legal del agredido. De esta manera, cada persona de cada generación tendrá un marco legal acorde con sus principios morales y con su realidad tecnológica y evolutiva. Ninguna generación impondrá por ley su ideología o sus principios morales a las generaciones venideras. Además, como destaca Callahan (2015), “un mundo de ley policéntrica libremente adoptado permitirá a la gente abandonar las asociaciones civiles sin necesidad de abandonar una localización geográfica concreta”.

¿Cómo implementar este protocolo en el TVD? 

Los usuarios para participar en el TVD deben aceptar, en primer lugar, los términos y condiciones que exige el TVD. Nadie está obligado a inscribirse como usuario o desarrollador, quién lo hace es porque acepta las normas del TVD que se basan exclusivamente en el principio de no agresión.  Luego, cada usuario elegirá un marco legal más estricto de acuerdo con sus preferencias.

Cualquier intercambio comercial o filantrópico que los usuarios acuerden en el TVD será voluntario. Esto implica que solo las partes pueden definir y acordar las condiciones contractuales. Los usuarios y desarrolladores propondrán modelos de marcos legales y de contratos que serán sometido a la opinión de expertos en el Instituto Rothbard. Los modelos de marcos legales y de contratos quedarán almacenados en una blockchain y ordenados de alguna manera que agilice la búsqueda a los usuarios. A la larga, los mejores modelos serán los más utilizados. Este protocolo se podría perfeccionar e implementar con recursos obtenidos en los concursos de ideas y de proyectos organizados por el Instituto Rothbard. 

¿Qué opinas? ¿Te animas a proponer un fork para mejorar este protocolo para descentralizar la ley? 

Saludos y gracias por tu tiempo. Fernando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s