IX. Gestión del Instituto Rothbard. Una nueva forma de crear valor

El Instituto Rothbard (IR) configura un tipo de organización que no tiene precedentes, propone una nueva forma de gestión, de generar y distribuir riqueza. Analicemos con más detalle algunas características y sus consecuencias lógicas.

¿Cómo se gestiona descentralizadamente el IR, de manera tal que favorezca la cooperación y la eficiencia? Para responder a esta pregunta, primero hay que comprender qué es y qué no es el IR.

El IR es solo una página web que brinda información gratuita; como tal tiene que cumplir con los requisitos legales que corresponda a una página web de ese tipo. El área de Administración del IR tendrá bajo su responsabilidad la gestión del site (otra posibilidad es que cualquier persona pueda abrir una página web donde se muestra el organigrama del IR y las novedades). El plan de desarrollo presentado por los responsables del área de Administración deberá prever cómo gestionar el site con su estructura de desarrolladores. En caso de necesitar recursos adicionales, los podrá obtener participando en los concursos de ideas y proyectos del IR.

El IR es solo un entorno virtual. No obstante, los desarrolladores, bajo su responsabilidad, se podrán organizar para compartir espacios físicos de encuentro, en cualquier parte del mundo y en cualquier momento, respetando las leyes de cada país. Este tipo de espacio o de evento podría ser una idea o un proyecto elegible en los concursos. De esta manera, los desarrolladores obtendrían financiamiento para realizar encuentros o para compartir un espacio común.  

El IR no es una unidad económica, no cobra comisión, no genera ingresos ni egresos monetarios que deba rendir a nadie. Brinda solo un espacio virtual gratuito donde los desarrolladores se vinculan, cooperan y compiten voluntariamente para crear el Territorio Virtual Descentralizado (TVD). Al crear el TVD, los desarrolladores crean valor y obtienen ETH.

El IR no tiene órgano directivo. Nadie da órdenes. El incentivo en ETH hace cooperar y competir a los desarrolladores y orienta el proceso de ideación y desarrollo del TVD. Cooperan integrando equipos para elaborar ideas o proyectos para luego participar en los concursos que organizan ellos mismos en el IR. También cooperan cuando hacen públicas las ideas y los proyectos para que otros desarrolladores puedan hacer mejoras o bifurcaciones. Por otro lado, los desarrolladores compiten por el premio en ETH ofreciendo las mejores ideas y los mejores proyectos a criterio de los propios usuarios del TVD, que son los que votan. De esta manera, por intermedio del IR, la demanda por servicios del TVD asigna los recursos para el desarrollo del TVD. Los desarrolladores trabajan para los usuarios.

El rulo de remate también permitiría implementar otro protocolo donde sean los inversores los responsables de asignar los recursos para el desarrollo del TVD y no los usuarios. En este caso, el inversor luego de ganar cada remate asigna el ETH que entregó a cambio de FMC a la wallet del proyecto que él elige. La estructura del IR sería más simple, semejante a un crowdfunding. Pero en este caso, no habría plan. También, podría ser un sistema híbrido. Un porcentaje de los ETH los asigna el inversor y el porcentaje restante se asigna por concursos organizados en el IR. Habría que ponderar ventajas y desventajas de cada caso.    

El IR podría ser interpretado como una empresa, ya que está integrado por un conjunto de personas que se dedica a una actividad concreta para conseguir unos objetivos que luego se conviertan en beneficios. Además, el rulo de remate, ofrece al IR un flujo potencial de ingresos de más de U$S 250.000.000 anuales por casi 50 años. No obstante, el IR no es una empresa privada. Nadie es propietario del IR. No hay título de propiedad. Tampoco es un trágico bien comunal, hay un recurso escaso pero no es de libre acceso. Sólo los mejores desarrolladores, a criterio de los usuarios del TVD, pueden participar en la estructura. Los desarrolladores elegidos no son dueños del IR, pero tampoco son empleados. El IR no tiene personal.

Los ETH producto del remate que obtienen los desarrolladores hasta el nivel 3, solo por participar en la estructura, es el incentivo económico que ofrece el IR para agrupar a los mejores desarrolladores. Anualmente los desarrolladores competirán por ser parte de la estructura del IR. Serán elegidos por su reputación, sus logros en el desarrollo del TVD y por los planes propuestos. Anualmente habrá cambios, nuevos referentes, nuevos desarrolladores. Unos suben, otros bajan en la estructura. La estructura del IR tendrá una dinámica acorde con las necesidades del proyecto Rothbard.

El proceso de elección de referentes concluye con la votación de los usuarios del TVD, pero comienza antes, con la presentación de los planes de desarrollo. Para participar en las elecciones a referente de área, el candidato debe presentar un plan y un equipo de treinta desarrolladores que lo va a acompañar, cinco de nivel 1 y veinticinco de nivel 2. Esta exigencia implica un esfuerzo y es una señal de buena voluntad y compromiso por participar.

El candidato se postula presentando el plan y el equipo al IR (mes 10). Los planes y equipos de cada candidato se publican on line y desde ese momento se abre el mercado de desarrolladores para cubrir los puestos de nivel 3. Interactúan en el IR. Los equipos demandan determinados perfiles y ciertas capacidades; y los desarrolladores tratan de encontrar equipos o proyectos ofreciendo sus saberes. En el mes 12 se eligen los referentes y queda definida la estructura del IR hasta el nivel 3. Se abre nuevamente el mercado de desarrolladores para completar los puestos de desarrollador nivel 4, luego nivel 5 y así sucesivamente. Los mejores planes con los mejores equipos van a atraer más rápidamente a más y mejores desarrolladores. Hay una competencia entre referentes por captar los mejores desarrolladores; y una competencia entre desarrolladores por participar en los mejores planes y equipos. Con el tiempo y el trabajo, los equipos se irán afianzando. A su vez, las preferencias de los desarrolladores en cuanto a candidatos o proyectos puede ser una buena señal para los usuarios al momento de votar.

Un desarrollador con solo una buena idea puede obtener un premio en el concurso; pero además esa idea puede ser el comienzo de un buen proyecto o de un plan de desarrollo para lograr una participación en la estructura del IR. Participar en la estructura del IR tiene otros beneficios, además de los pagos en ETH. Si el IR, gracias a sus logros, se establece como referente en criptoeconomía y economía descentralizada, los empresarios e inversores tendrán un lugar donde encontrar recursos humanos especializados con referencia; y los equipos de desarrolladores tendrán nuevas oportunidades de negocio.

Esto es todo por hoy. Saludos y gracias por tu tiempo, Fernando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s